21 may. 2018

Reseña: Corazón de Mariposa - Andrea Tomé


Sinopsis

Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock.

Ambos están solos, aislados del mundo…

Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente… hasta entonces.

Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.

Opinion personal:

Me ha gustado mucho el libro, he disfrutado mucho de la historia y de los personajes, me ha hecho recordar porque me gustan tanto los libros. 

Es una historia en la que empatizas tanto con los personajes que hasta llegas a comprender por qué hacen las cosas. 

El estilo de la escritura es muy sencillo y fácil de comprender, tiene algunos fragmentos que son una maravilla del señor. 

“Arriba, en un cielo azul cobalto, no brillan la luna ni las estrellas. Alguien más grande que nosotras se ha encargado de apagar las luces del cielo, cerciorándose de que se camuflen con mi soledad.” 

Es un libro que leí del tiron, sin parones y que por supuesto engancha muchísimo. Lo que más me hizo engancharme de la historia era que esperaba una cosa y me sorprendía porque no era lo que yo creía. Da unos giros que no te esperas y eso te hace querer seguir leyendo. 

Tengo que decir que a la vez que es tan bello también es duro, muy duro. Hay fragmentos muy tristes, que te hacen sentirte impotente ante la historia. 

Creo que el libro no tiene ni edad, ni sexo y eso me gusta muchísimo. Es un libro que deberían mandar leer en el instituto. Tiene un mensaje de como derrotar a los monstruos que nos habitan por dentro y que nosotros mismos creamos, son las sombras de la inseguridad y de la falta de fe en nosotros mismos. ¿Quién no se ha sentido seguro consigo mismo, alguna vez? 

"Somos un par de trenes en marcha que todavía no han aprendido a frenar."
Puntuación